Observaciones nocturnas

Siempre me he tenido por alguien muy independiente en muchos aspectos. Con mucha personalidad y con una bien definida. Soy de ideas claras y creo que ha sido algo que siempre me ha acompañado. Ya de adolescente era así. Quizás porque no me sentía identificado con el grupo de niñatos de papá con los que compartía colegio. No tenía ni quería nada que ver con ellos.

De adolescentes fumaban delante de todos sus primeros cigarritos para hacerse los guays y los chulillos mientras yo los probaba en la intimidad por simple curiosidad porque nunca fui fumador. Años después esos mismos idiotas se metían coca y cosas así para ser aprobados por el resto del grupo. Supongo que lo siguiente será irse de putas o pegársela a su esposa para alardear delante de sus amigotes. Somos todo estupidez desde luego.

Con el paso de los años me di cuenta que había cosas que era mejor hacerlas sólo antes de esperar a otros que seguramente te dejarían tirado. Y no me importa viajar sólo y conocer sitios sólo. Disfruto de esa soledad elegida que te hace ver todo de forma diferente.

Últimamente salgo mucho a patinar de noche por las calles de Madrid. Hay pocos coches, pocos peatones y con la música adecuada en los cascos es una auténtica gozada.

Paso mucho por terrazas atestadas de gente. Algunos me miran como pensando: «Menudo friki el tío éste, patinando a estas horas en vez de tomarse unas cañas en una terraza». Y la verdad, cuando noto ese pensamiento en la mirada de alguien pienso que me gusta ser así de complejo o extraño como me creo.

No me pliego a las modas ni a las tendencias reinantes y mucho menos a lo que piense u opine la gente. Me gusta pensar que pienso por mí mismo sin injerencias externas de ningún tipo. Y me dejo llevar por lo que quiero hacer yo, sin importarme lo que pueda o no pensar la gente de lo que hago, pienso o digo.

Patinando a esas horas se puede ver de todo. Amigos de borrachera que salen con otros porque no les queda otra,porque no se tienen realmente el menor aprecio. Chicas que salen con amigas a las que siempre han tenido en no muy buena consideración. Modernos que articulan su día a día, sus valores, su imagen o sus hobbies en función del ‘qué dirán’ o por la vana necesidad de pertenecer a un grupo. Adolescentes vacíos que creen que tener un Iphone, un buen coche o un peinado molón son aspectos básicos para triunfar en la vida. Parejas que se sientan a hablar y no hablan porque ya no tienen de qué hablar pero que no se atreven a dar el paso de dejarlo porque temen estar sólos.

Es increíble lo que se puede ver de noche por la calle y creo que salir y observar (que no juzgar) todo desde la distancia te da una perspectiva más nítida de cómo funcionamos en la sociedad, de lo que nos mueve, de lo que esperamos de la vida y sobre todo, de lo que somos.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s