Cuestión de pulgadas

Como bien decía Al Pacino en su monólogo final en ‘Un domingo cualquiera’ de Oliver Stone: “La vida es cuestión de pulgadas”. Y más cuando la salvas por no demasiadas cuando un coche de rally clasi te aplasta.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s