‘Choose life’

Choose designer lingerie in the vain hope of kicking some life back into a dead relationship.
Choose handbags, choose high-heeled shoes, cashmere and silk to make yourself feel what passes for happy.
Choose an iPhone made in China by a woman who jumped out of a window and stick it in the pocket of your jacket fresh from a South Asian firetrap.
Choose Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram and a thousand others ways to spew your bile across people you’ve never met.
Choose updating your profile, tell the world what you had for breakfast and hope that someone, somewhere cares.
Choose looking up old flames, desperate to believe that you don’t look as bad as they do.
Choose live-blogging, from your first wank till your last breath; human interaction reduced to nothing more than data.
Choose Ten Things You Never Knew About Celebrities Who’ve Had Surgery.
Choose screaming about abortion, choose rape jokes, slut-shaming, revenge porn and an endless tide of depressing misogyny.
Choose 9/11 never happened, and if it did, it was the Jews.
Choose a zero-hour contract and a two hour journey to work, and choose the same for your kids, only worse, and maybe tell yourself that it’s better that they never happened. And then sit back and smother the pain with an unknown dose of an unknown drug made in somebody’s​ fucking kitchen.
Choose unfulfilled promise and wishing you’d done it all differently.
Choose never learning from your own mistakes.
Choose watching history repeat itself.
Choose the slow reconciliation towards what you can get, rather than what you always hoped for. Settle for less and keep a brave face on it.
Choose disappointment and choose losing the ones you love, then as they​ fall from view, a piece of you dies with them until you can see​ that one day in the future, piece by piece they will​ be all gone and there will be nothing left of you to call alive or dead.
Choose your future, Veronica.
Choose life


Lo que deberías plantearte antes de comprar algo que quizás no necesitas

Cuando tú compras algo, no lo compras con dinero, lo compras con el tiempo de tu vida que tuviste que empeñar para conseguir ese dinero. No estás gastando dinero, estás gastando tiempo de tu vida.


El anuncio de Navidad que triunfa en Polonia


‘Fuck you 2016’, por John Oliver (¡Jódete 2016!)


Jimmy Fallon, Metallica y The Roots cantan ‘Enter Sandman’


Gana el combate y luego se lía a puñetazos con su entrenador

Avanzar hasta 1.10.


Tráiler de ‘Easy’, la nueva serie de Netflix


Un aficionado de Turquía enloquece tras una broma de su novia, que le apagaba la televisión en cada ocasión de gol


El anuncio del nuevo Fiat 124 Spider que te hará sonreír


Espectacular accidente en la Fórmula 3

El estadounidense Ryan Tveter, que se había quedado parado en la pista tras hacer una incursión por la grava y perder el control de su monoplaza, fue embestido por el chino Zhi Cong Li y el brasileño Pedro Piquet. El coche de Tveter levantó una nube de polvo al salirse de la pista que dejó sin visibilidad a los pilotos que venían detrás. Ninguno de los dos pudo evitar la colisión.

Zhi Cong Li fue el que se llevó la peor parte. El chino, compañero de equipo de Tveter en Carlin Motorsport, embistió por detrás el coche número 3 con un golpe directo y sin tiempo para disminuir la velocidad, se levantó varios metros del suelo, hizo un tirabuzón y medio en el aire y golpeó violentamente contra el suelo por la parte del ‘cockpit’.

El coche de Tveter se quedó girado en la pista tras recibir el primer golpe y también fue embestido violentamente por Piquet. El brasileño tuvo más suerte que Zhi Cong Li y su monoplaza no despegó del suelo, sino que se deslizó fuera de la pista por la zona de grava.

En un primer momento, los tres pilotos fueron trasladados al centro médico del circuito con diversas heridas, aunque la FIA anunció poco después a través de un comunicado que Zhi Cong Li había sido trasladado a un hospital en helicóptero «debido a posibles lesiones en la espalda y la cabeza».