‘Mi soledad es mi palacio. Ahí tengo mi silla y mi cama, mi viento y mi sol’

Lo único que le pido a un libro es que me inspire inteligencia y valor, que me diga que hay más vida de la que puedo abarcar, que me recuerde la urgencia de actuar. Mi soledad es mi palacio. Ahí tengo mi silla y mi cama, mi viento y mi sol. Cuando estoy sentada fuera de mi soledad, sentada en el exilio, estoy sentada en un país engañoso. Porque sueño, yo no lo estoy. Porque sueño, yo no estoy loco.

Leolo

Anuncios

‘Ahora habito un mundo de fantasmas, prisionero de fantasías y ensueños’

Antonius Block
Quiero confesarme y no sé qué decir. Mi corazón está vacío. El vacío es como un espejo puesto delante de mi rostro,me veo a mi mismo y al contemplarme siento un profundo desprecio de mi ser. Por mi indiferencia hacia los hombres y las cosas me he alejado de la sociedad en la que viví. Ahora habito un mundo de fantasmas, prisionero de fantasías y ensueños.

La muerte
¿Y a pesar de todo no quieres morir?

Antonius Block
¡Sí quiero!

La muerte
Entonces a qué esperas

Antonius Block
Deseo saber que hay después

La muerte
¿Buscas garantías?

Antonius Block
Llámalo como quieras.
¿Por qué la cruel imposibilidad de alcanzar a Dios con nuestros sentidos? ¿Por qué se nos esconde en una oscura nebulosa de promesas que no hemos oído y milagros que no hemos visto!? ¿Si desconfiamos una y otra vez de nosotros mismos, como vamos a fiarnos de los creyentes?. ¿Qué va a ser de nosotros los que queremos creer y no podemos? ¿Por qué no logro matar a Dios en mí!? ¿Por qué sigue habitando en mí ser? ¿Por qué me acompaña humilde y sufrido a pesar de mis maldiciones que pretenden eliminarlo de mi corazón?, ¿Por qué sigue siendo a pesar de todo una realidad que se burla de mi y de la cual no me puedo liberar?
¿Me oyes?

La muerte
Te oigo…

Antonius Block
Yo quiero entender, no creer… No debemos afirmar lo que no se logra demostrar. Quiero que Dios me tienda su mano, vuelva su rostro hacia mi y me hable…

La muerte
Él no habla.
 
 Antonius Block
Clamo a él en la tinieblas y desde las tinieblas nadie contesta a mis clamores…

La muerte
Tal vez no haya nadie…

Antonius Block
¡Pero entonces la vida perdería todo su sentido. Nadie puede vivir mirando a la muerte y sabiendo que camina hacia la nada!

La muerte
La mayor parte de los hombres no piensa ni en la muerte y en la nada.

Antonius Block
¡Pero un día llegan al borde de la vida y tienen que enfrentarse a las tinieblas!

La muerte
Si, y cuando llegan.

 Antonius Block
¡Calla! Se lo que vas a decir, que nos hace crear el miedo una imagen salvadora que llamamos Dios.

La muerte
Te estás preocupando…

Antonius Block
Hoy a venido a buscarme la muerte. Estamos jugando una partida de ajedrez. Es una prórroga que me da la oportunidad de hacer elago importante…

La muerte
¿Qué piensas hacer?

Antonius Block
He gastado mi vida en diversiones, viajes, charlas sin sentido. Mi vida ha sido un continuo absurdo. Creo que me arrepiento. ¡Fui un necio! En esta hora siento amargura por el tiempo perdido, aunque sé que la vida de casi todos los hombres corre por los mismos cauces. Por eso quiero emplear esa prórroga en una acción única que me de la paz.

La muerte
Por eso juegas al ajedrez con la muerte…

El séptimo sello


Una frase para recordar

Los mares en calma no crean buenos marineros.


Campaña motivacional de Dewar’s con texto de Bukowski

Para su campaña ‘Live True’ la marca de whisky escocés Dewar’s ha elegido el poema de Charles Bukowski titulado ‘¿Así que quieres ser escritor?’ para vender su concepto. Y la verdad, el resultado es realmente bueno.

Charles Bukowski-‘¿Así que quieres ser escritor?’

Si no te sale ardiendo de dentro,

a pesar de todo,

no lo hagas.

Si tienes que sentarte durante horas

con la mirada fija en la pantalla del ordenador

o clavado en tu máquina de escribir

buscando las palabras,

no lo hagas.

Si lo haces por dinero o por fama,

no lo hagas.

Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,

no lo hagas.

Si tienes que sentarte

y reescribirlo una y otra vez,

no lo hagas.

Si te cansa sólo pensar en hacerlo,

no lo hagas.

Si estás intentado escribir

como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,

espera pacientemente.

Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa,

o a tu novia o a tu novio

o a tus padres o a cualquiera,

no estás preparado.

No seas como tantos escritores,

no seas como tantos miles de

personas que se llaman a sí mismos escritores,

o seas soso y aburrido y pretencioso.

No te consumas en tu amor propio.

Las bibliotecas del mundo

bostezan hasta dormirse

con esa gente.

No seas uno de ellos.

No lo hagas.

A no ser que salga de tu alma

como un cohete,

a no ser que quedarte quieto

pudiera llevarte a la locura,

al suicidio o al asesinato,

no lo hagas.

A no ser que el sol dentro de ti

esté quemando tus tripas, no lo hagas.

Cuando sea verdaderamente el momento,

y si has sido elegido,

sucederá por sí solo y

seguirá sucediendo hasta que te mueras

o hasta que muera en ti.

No hay otro camino.

Y nunca lo hubo.


Rapsusklei-‘A fuego’

Ya se ha convertido en arte recordar como olvidarte…

Estoy dolido, dolido por no haberte sido puro
por no haberte acompañado algun que otro momento duro
por no olvidar el pasado, óolo vivir el presente
por ser un inconciente y no pensar en el futuro
Te lo juro, me siento como un animal herido
cuando dices que me quieres pero nunca me has querido
has olvidado el cariño que te he tenido
cuando han caído mis besos en el pozo del olvido
así que ya puedes pedir un deseo
yo me paseo con dolor por mi fraseo
y en el mar de las palabras sabras que nostalgia no escaseo
porque nunca olvido un besos que ha llegado hasta el museo
de mi alma, de esos que te calma incluso el ánima
de esos que se pierden para transformarse en lágrima
casi lloro sangre para escribir esta lámina
con lapiz de labios y el carmín sera la tinta de mi página
mas tu eres como las rosas con espinas no con alas finas
como mariposas (que, que !) suelen acosar al filo de mis intervalos
cuando quieren posar subiendo vestido entre tus petalos
mi corazón cerrado asi como mis parpados
mis lágrimas al aire y mis cuadernos aun empapados
la lluvia de mis ojos cual tormenta de verano
pero ¿quién quiere amor de segunda mano?

Pero es que ya no puedo estar más tiempo sin verte
te lo ruego, por si luego ya no puedo quererte
voy a fuego, a fuego es que mi corazón siente
y desde luego no muero sin tenerte.
Pero es que ya no puedo estar más tiempo sin verte
te lo ruego, por si luego ya no puedo quererte
voy a fuego, a fuego es que mi corazón siente
pero es que ya no puedo perderte.

Niña, mas yo no se que es lo que va a pasar mañana
aprovecha mientras puedas, mama todo se derrama
quieres mirar futuro como quien mira ventana
y tantas veces he dormido con soledad en mi cama
este vagabundo no encuentra su dama
y la gramática y fonética y fonema son mi drama
es tan efímero ínfame la filigrana
y la felicidad se enferma y se esfuma como la fama
yo ya no puedo prometerte amor eterno
regalé mi corazón y todavía estoy enfermo
mas todavía no he salido del infierno
pero tengo el secreto de Dios escrito en un cuaderno
eterno, como todos esos ratos
vamos solos por las calles por la noche como gatos
pero es obvio comprendo de tu amor y tu odio
porque soy un buen amante pero fui un pésimo novio
cierro los ojos y tus labios han muerto
murió el amor sobrevive el recuerdo
pues mi dolor todavía es interno
busco el calor en mi alma todavia es invierno
invierno retorcido congela el corazón de los amantes los que antes de han querido
que corto es el amor y que largo es el olvido
cuando la soledad se sienta a cenar conmigo.

Pero es que ya no puedo estar más tiempo sin verte
te lo ruego, por si luego ya no puedo quererte
voy a fuego, a fuego es que mi corazón siente
y desde luego no muero sin tenerte.
Pero es que ya no puedo estar más tiempo sin verte
te lo ruego, por si luego ya no puedo quererte
voy a fuego, a fuego es que mi corazón siente
pero es que ya no puedo perderte.


El Hombre Viento-‘Escapismo 14’

In the tower above the earth,
there is a view that reaches far.
Where we see the universe,
I see the fire, I see the end.

Hay un hombre en la luna exiliado por voluntad propia,
un astronauta ebrio desorientado enamorado que baila al son de las mareas,
que lucha abrazado a los cráteres visible desde las azoteas.

Cuentan que fue una apuesta o un desamor
la explicación del porqué de su actual residencia,
pero fue una broma compartida con su mejor amigo.

Un día, tras la comida en la astronave
decidió con ánimo conquistar de nuevo más américas, sin guerras.
Armado tan solo con una banqueta, una tiza, un rotulador, un trozo de tela,
y una idea tomar la luna sin banderas.

Asique, aprovechando que la nave pasaba cerca,
su amigo, sin el consentimiento del superior al mando,
le dejó alegremente en tierra.

Con paso decidido y tras recordar que el oxigeno se le acababa,
con la tiza dibujó un país en el paisaje lunar,
con el rotulador un escudo en la tela
y sin sudar se sentó a esperar la muerte sin dejar de silbar.

Murió tras haber escrito en el suelo el satélite de nunca jamás,
murió mirando las estrellas y sonriendo ante la tierra
que meses antes le había dejado marchar.

Por la colina que existe detrás del muro,
que existe detrás del cuadro,
que existe detrás de la televisión de la que tanto bebió el ser humano.

Por los astronautas con fiebre que sabían que más allá de esa colina había algo
que no preguntaría jamás ni por nuestras penas, ni por nuestras alegrías.
Que fuera una hamburguesa o un dios de plastilina o una descomunal orgía.

Depende de la ciudad, del país y en ocasiones del hemisferio, pero
por la búsqueda, por esa sensación, y por esas personas brindo.


“La felicidad es interior, no exterior, por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”